Sin principio ni final

Dios esta en todas partes.. somos nosotros los que debemos saber escucharlo. El nos habla en la sonrisa de un ser querido, en el «Te quiero» de tu familia o de tus amigos, en el abrazo de tu hijo, en el «Avísame cuando llegues» de tu pareja.. Hasta incluso esta con vos acompañándote en los nervios de un examen, en la facultad, te da fuerzas todos los días para seguir adelante a pesar de tus problemas, y nunca pero nunca, hagas lo que hagas, te va a dejar de amar. Sin principio ni final.

Sol Chemes

, , , ,
Publicación anterior
Aniversario de una renovación
Publicación siguiente
Salmo a la búsqueda de Dios

Publicaciones relacionadas

Menú