En la aventura de confiar

Todo se hace más fácil cuando se siente lo que se cree, cuando no apura, no altera, solo CONFIA.

Así comenzó esta aventura, un sí estoy dispuesto a confiar en lo que creo, a dejarme llevar una vez más por la inseguridad de lo nuevo, pero con la cierta claridad en lo profundo, que no me ibas a decepcionar.

Te busque entre inquietudes y dudas, que surgen de tanto andar, dejándome sorprender por esas cosas que mucha importancia no le damos en la cotidianidad, que en tan poco nos habla de vos.

Y ahí me vi, en una Semana Santa más, en una diferente, con máscaras de personas que me hablaban solo de vos, invitándome a contemplar, que la vida es una, pero nosotros elegimos como caminar, siempre con esa libertad que tanto nos dice sobre vos.

Estuve ahí, en ese lugar, en esa espera, sin intentar ni esperar nada a cambio, entendiendo que nada nos queda y todo se pasa, pero si una cosa nos puede quedar, solo una, que no se borra ni se arruga en este caminar, es la certeza de ese amor que solo nos recuerda que no hay nada más; que alimente el alma, como su presencia.

Y así comprendes que no se trata de cuanto tenés, sino de cuanto estas dispuesto a dejarte llevar hallando a un Dios que se hace presente simplemente en lo más humano.

El regreso se trata de eso, de seguir caminando, seguir creyendo, seguir creciendo, para encontrar y encontrarse, y cuando menos te das cuenta nuevamente te vez ahí, en esa paz que no se explica que solamente se siente en lo profundo y más íntimo de uno, que calma las heridas y recarga de batería para el camino de la vida; pero sobre todo aumenta esas ganas de vivir y encontrar eso de que aunque me cueste lo intento, lo espero y confió, que no hay limites, ni cansancio, ni carga que valga cuando se quiere y se entrega desinteresadamente, cargado de ese amor que solamente te acompaña en este caminar.

Matías Leyes
Misión de Pascua 2019 (Alto Verde, Santa Fe)

, , , , , , , , , , , , , ,
Publicación anterior
Movidos por la misericordia: los cuatro mártires riojanos
Publicación siguiente
Oración del abandono

Publicaciones relacionadas

Menú