A Nuestra Señora de los Milagros

En este rincón de la Tierra
quiso el Señor, fecundar
dolores, cansancios, tristezas
y a tantos enfermos curar.

Brotaron del medio las gotas
y el agua en columnas bajó
del cuadro de Nuestra Señora
a Pura y Limpia Concepción.

Repiquen por Dios las campanas
que hoy un milagro ocurrió
anuncien esta gran noticia:
¡La Madre está dando a luz!

Vinieron cuantos se enteraron
de tan sorprendente Sudor
mojaron con él algodones
cambiaron luto en resurrección.

¡Es agua de nuestro Bautismo!
¡Es fuente de la Salvación!
Clamaban el 9 de mayo
iQué signo de Confirmación!

Crecieron con este prodigio
la fe y esperanza en su Amor
viviendo con amplia certeza
el «No temas, aquí estoy Yo».

Tras tantos milagros seguidos
no dudaron de su Intercesión
sus manos unidas clamando
por sus hijos paz y protección.

Hagan todo lo que Él les diga
participen del Reino de Dios
sumando oración y servicios
consagrándose a su Santa Fe.

Que los pobres y enfermos reciban
el consuelo que les transmití
que no queden familias sin hijos
¡a esta Madre lo pueden pedir!

Juan José Berli, sj

, , , , ,
Publicación anterior
La alegría de vivir
Publicación siguiente
Me habla de amor

Publicaciones relacionadas

Menú