Soñar con lo imposible

Esperanza… donde todo está perdido, donde hay desolación, donde hay vacío… hay esperanza.

Esperanza es lo que queda cuando ya no queda nada. Esperanza que nos mantiene vivos, esperanza hecha de futuro…

Esperanza no es soñar con lo posible, sino con lo imposible. El que tiene esperanza corre el riesgo de que aquello que espera, nunca llegue.

¿Qué es lo opuesto a la oscuridad? La esperanza. Esperanza y fe de que esa luz está ahí, aunque no la puedas ver.

Sin esperanza no se puede vivir… porque la esperanza es el motor de la felicidad, es el motor de la caridad, es ese brillo en los ojos cuando pensas en la vida que queres para vos mismo.

Querer lo que deseamos hasta conseguirlo, esperarlo hasta conseguirlo, esperarlo con paciencia, esperarlo con esperanza, sabiendo que todo llega.

Saber esperar con tranquilidad, con moderación, con templanza, usando la razón por sobre todas las pasiones. Con ilusión, con fe, pero sobre todo, con esperanza.

Pri Torielli

, , , , , ,
Publicación anterior
Francisco Javier: Un santo de hoy
Publicación siguiente
Aquí estoy, caminando en este adviento

Publicaciones relacionadas

Menú