Instrumentos de Tu Paz

Jesús compañero y amigo,
haz de nosotros instrumentos de tu paz,

donde hay odio, pongamos amor,
donde hay ofensa, pongamos perdón,
donde hay error, pongamos verdad,
donde hay desesperación, pongamos esperanza,
donde hay tinieblas, pongamos tu luz,
donde hay tristeza, pongamos alegría,
donde hay egoísmo, pongamos generosidad.

Que no busquemos tanto
ser consolados como consolar,
ser comprendidos como comprender,
ser amados como amar,
ser ayudados como ayudar.

Porque dando se recibe,
olvidando se encuentra,
perdonando se es perdonado,
muriendo se resucita a la vida eterna.

San Francisco de Asís

Publicación anterior
Reflexión del Evangelio del Domingo 14 de Mayo (Ignacio Puiggari, sj)
Publicación siguiente
La compañía de la soledad

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú