En busca del amor

A veces no sabemos por qué y cómo llegamos a la misión… Con el pasar de los días el Señor nos va dando respuestas a esas preguntas y mostrándonos los motivos.

Él va llenando y gratificando nuestros corazones con cada persona, gesto, momento que nos hace crecer y enriquecernos con su espíritu; nos llena de luz para que podamos trasmitirla.

Es una experiencia distinta ya que de Santa Fe fuimos solo algunos misioneros y allá nos encontramos con muchos más.

Fuimos en busca del amor de Dios y la posibilidad de compartir, escuchar y conocer otras historias de fe, con algunas recaídas, que con la ayuda de Él pudieron seguir adelante.

Vamos aprendiendo a encontrarnos con Dios en las pequeñas cosas, como las visitas a las casas, cada día de taller con niños, jóvenes y adultos, compartidas en comunidad y las oraciones del día, allí estaba Él, dándonos la fuerza y enviándonos a tocar cada puerta.

Es una oportunidad donde entregarte te enriquece y te entusiasma a seguir creciendo en su camino, encontrar la manera de abandonarte en sus manos y así poder ir en busca de algo más.

En mi corazón quedan todos esos rostros donde pude encontrarlo en un estado más puro de humildad, perseverancia y sencillez, ese estado que Él nos invita a llevar acabo en nuestras vidas.

Candelaria Ezcurrra
Misión San Francisco Javier
Ciclo San José, Uruguay (2017-2019)

, , ,
Publicación anterior
Somos creados por Dios para ser felices
Publicación siguiente
Ayuno del daño a nuestra casa común

Publicaciones relacionadas

Menú