¡Brillá!

¿A dónde van las estrellas cuando dejan de brillar?

Las estrellas, no vienen y van, no van hacia algún lugar, no van hacia ningún lugar…

Ellas, simplemente tienen una existencia, una vida propia, un propósito para estar ahí, brillando, inspirando, robando suspiros y deseos… alumbrando.

Todo ser de luz, tiene una función, un valor y en mayor o menor medida afecta a su entorno, lo que le rodea, a veces, mucho más de lo que se imagina, el brillo de una estrella en la noche puede inspirarte, iluminarte o simplemente maravillarte y entonces, es ahí, justo ahí, que ese brillo te atrapa, te alcanza, y permanecerá en vos, solo si lo sabes aprovechar.

Por eso, no olvides que tu propósito está, y todas las noches es brillar, encender tu luz por más pequeña que sea, hacer el bien, que tu corazón sea un signo de amor para el que camina, amar sin medida y sin tiempo y eso, solo eso, moverá una maquinaria tan grande como el propio Universo que te ayudará a alcanzar todo aquello que te mereces, que soñas, que deseas, te ayudará a brillar.

Priscila Torielli

, ,
Publicación anterior
Seguir pensando en la educación
Publicación siguiente
En el desierto de mi corazón

Publicaciones relacionadas

Menú