¡Quédate con nosotros, Jesús!

¡Quédate con nosotros, Jesús…!
Cuando se apague nuestra fe.
Cuando no veamos tu rostro…

¡Quédate con nosotros, Jesús…!
En los momentos de desengaño,
de dolor y confusión…

¡Quédate con nosotros, Jesús…!
Cuando fracasemos,
cuando sintamos miedo,
cuando queramos huir y abandonarlo todo…

¡Quédate con nosotros, Jesús…!
Cuando nos sintamos débiles,
y la vida nos pese demasiado.

¡Quédate con nosotros, Jesús…!
Cuando nuestro corazón se enfríe,
nos sintamos vacíos,
y nos cansemos de la gente…

¡Quédate con nosotros, Jesús…!
Porque es de noche…,
y tu presencia nos llena de vida,
y queremos vivir siempre contigo…

Manuel J. Fernandez, sj

Publicación anterior
¿Sabes como llamarle?
Publicación siguiente
Ignacio, el peregrino

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú