Oración al Señor de la Paciencia

Tú que dijiste “aprendan de mí que soy paciente y humilde de corazón”,
dame la gracia de la paciencia suficiente para soportar las largas esperas,
para adaptarme a los imprevistos,
para tolerar lo que me da fastidio
para convivir con mis límites.

Cristo, Señor mío, concédeme la paciencia necesaria
para dialogar con quien es insensible,
para preservar ante las frustraciones,
para afrontar la adversidad
para creer en lo que es posible.

Cristo, concédeme la paciencia indispensable
para apreciar las cosas sencillas,
para asumir el desafío de cada día,
para poseer un corazón servicial
y para confiar en tu providencia.

Cristo de la paciencia, que se cumpla en mí tu promesa:
«Felices los pacientes, porque recibirán la tierra en herencia”.

Señor de la paciencia, hazme con tu Gracia
merecedor de la Vida eterna,
felicidad sin fin junto a ti,
por la que vale toda espera
y todo sufrimiento transitorio en este mundo.
Qué Tú seas siempre mi última esperanza.
Amén.

Anónimo.

, , ,
Publicación anterior
Laura: mujer, madre y maestra
Publicación siguiente
Un tiempo para equivocarse

Publicaciones relacionadas

Menú