No puedo ganarle a Dios

Una cosa yo he aprendido
de mi vida al caminar:
No puedo ganarle a Dios
cuando se trata de dar.

Por más que quiero yo darle,
siempre me gana El a mí,
porque me regresa más
de lo que yo le pedí.

Se puede dar sin amar,
no se puede amar sin dar.
Si yo doy, no es porque tengo,
más bien tengo porque doy.

Y cuando Dios me pide,
es que el me quiere dar;
y cuando mi Dios me da,
es que quiere pedir.

Si tu quieres, has el intento y
comienza a darle hoy.
Y verás que en poco tiempo
tu también podrás decir:
«Una cosa yo he aprendido
de mi vida al caminar:
No puedo ganarle a Dios,
cuando se trata de dar.»

Juan Romero

Publicación anterior
Toda vida es sagrada
Publicación siguiente
Enséñame, Señor, Tu modo de proceder

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú