Miedo a perder

Cuantas veces el miedo nos invade, nos sumerge en una profunda oscuridad, cuantas veces hace que todo se vea diferente, se vea nublado.

Miedos que nos hacen ciegos  ante circunstancias que nos rodean…  como andar en la neblina, tropezando con la confusión y la incertidumbre. Muchas veces intentamos luchar, luchamos contra él, de mil y un maneras diferentes.

Cuantas veces por miedo a perder no podemos cambiar nuestras elecciones, cuantas veces nos tuvimos que conformar en el lugar en el que estamos, cuantas veces por miedo a arriesgar nos quedamos en la seguridad de lo conocido. Cuantas veces por miedo optamos por el silencio en vez de palabras.

Cuantas veces nos quedamos con expectativas, suposiciones. Cuantas veces  perdemos por miedo a perder…

Ahora… está bien dudar, reflexionar, incluso está bien tener miedo, pero es necesario avanzar. Juntar coraje y atreverse a hacer eso que tanto pánico nos da, a dar el primer paso, hay que animarnos a atrevernos.

Dejemos el miedo a un lado, dejémoslo ir, soltémoslo. Aceptemos los desafíos, encaremos los miedos, reaccionemos sin miedo a la vida. De nuestra manera de actuar y pensar dependen las situaciones, los problemas, los retos que nos rodean. No se trata del miedo, sino de nuestra actitud frente a él, de cómo elegimos responder, de cómo elegimos enfrentarnos, del valor que nos llenamos.

El coraje es el que hace las cosas distintas, no puedo asegurarte que no tendrás perdidas, pero habrás aprendido a vivir aún a pesar de ellas, a luchar por lo que querés, habrás aprendido a dejar el miedo a un lado y que no sea él, el que tenga la última palabra en tu vida.

Priscila Torielli

, , , , ,
Publicación anterior
Indonesia: La fuerza para levantarse
Publicación siguiente
Ganarlo todo

Publicaciones relacionadas

Menú