La Pascua recién empieza

En un abrir y cerrar de ojos estaba ahí de nuevo, en ese lugar que hace tres años me viene sorprendiendo y llenando de un amor, que no tiene límites ni espacios, un amor desinteresado que no espera nada a cambio más que tu presencia y una simple sonrisa. Ahí estaba de nuevo, con esa gente que se muestra como la imagen viva de Jesús, este Jesús que se presentó de una forma distinta para mi este año, como un gran amigo que a pesar de mis errores y dudas, Él está ahí fuerte y acompañadome, ese hermano que te escucha todo el tiempo y que te abraza siempre, lo descubrí más que nunca en pequeños momentos, en los atardeceres en los abrazos y lo sentí ahí, buscándome como yo era sin esperar que cambie, amando mi corazón con mis lastimaduras y llenándolas de amor. Me llamó ahí de nuevo, para llenar de esperanzas y ser instrumento suyo.

Llegue pensando que iba a ser un poco más difícil esta vez, sabiendo que ya conocía el barrio y solía ir, pero no, Él siempre hace que las cosas sean un poco más fácil, me hizo conocer gente hermosa y me hizo verlo una vez más y me lleno de vida haciéndome conocer rincones de mi que estaban un poco oscuros y haciéndome conocer mas ese barrio que tiene algo mío, una partecita de mi corazón.

Y ahora toca la vuelta a casa y a la rutina, pero tengo el corazón lleno de fuerzas para seguir misionando en lo diario, para tratar de transmitir ese Jesus que se dejó ver más en lo profundo, porque la Pascua recién empieza y es hora de llevarlo así, resucitado a los que mas lo necesitan.

Clara Peón
Misión de Pascua 2019 (Alto Verde, Santa Fe)

, , , , ,
Publicación anterior
Elegir el paso
Publicación siguiente
El más desde el menos

Publicaciones relacionadas

Menú