Desfibriladores de conciencias

Dicen de vosotros que estáis locos,
porque todo en vuestra boca
suena a exceso.
Armadores de conflicto,
sembradores de polémica,
si en tiempos fuisteis
amenaza y silenciados,
vuestra voz, hoy,
solo se oye en la conciencia digital.

Tampoco vuestra vida levanta
signos de interrogación.
Vuestro desviviros por los otros,
hoy ¿quién se atreve?
Vuestra vocación de transcendencia
¿no es silencio y soledad?

Ya no crecen en la tierra las preguntas y respuestas del vivir.
Mas, seguid embarazándola
con semillas de muerte y resurrección.

Tal vez quede cerca el día,
no está lejos,
en que vuestra voz
y vuestra vida transferidas,
produzcan una conciencia profética
de fraternidad,
que trepe por el aire,
por los pies y por las cosas,
sin claves, sin patentes,
sin vallas de seguridad.

Seve Lázaro, sj

Publicación anterior
Las cosas que se quedan en vos
Publicación siguiente
Necesidad de Abnegación

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú