Apostar a mas

Este es mi tercer año en el M.A.S (Movimiento Amar y Servir), frecuentemente en el transcurso de los dos primeros años se me vino a la cabeza la idea de dejar el grupo ya que no me sentía del todo cómodo (y también estaba un poco distanciado de Dios) y eso hacía que no me pueda comprometer con la comunidad tanto en el domingo a domingo (día de reunión) o con las actividades planteadas a llevar como comunidad, pero persistía porque sentía que si dejaba la comunidad iba a ser peor.

Este año, estuvimos evaluando como comunidad que actividad llevar a cabo, ya que las realizadas en años anteriores, por cuestiones de fuerza mayor,  no las podíamos seguir realizando. Y allí surgió la idea de tomar un compromiso con el barrio Alto Verde, donde la función que tendríamos seria colaborar con las capillas y la parroquia en la realización de las fiestas patronales, ya sea en el promoviendo en el barrio previamente el día de la fiesta patronal, ayudar con el armado de la misa, con el dirigir la procesión o en lo que podamos aportar nuestro granito de arena.

El día Domingo 10 de Junio, se realizo la fiesta patronal de la Parroquia Jesús Resucitado. Fue un evento que para poder organizarlo tuvimos que superar algunas incertidumbres y complicaciones; pero a penas se confirmo el día y el horario, nos pusimos en comunidad a diagramar y preparar todo lo que se necesitaba para poder cumplir con nuestra misión, concluyendo en que no pudimos realizar el aviso previo a los vecinos de barrio, el Sábado 9 miembros del MAS fueron a ofrecer su tiempo donde allí armaron el  coro y ayudaron a las personas que se encontraban en la Parroquia realizando los preparativos para la fiesta con lo que les pidiesen, y por último el día domingo colaborando desde temprano para que la fiesta sea posible.

Hoy me encuentro compartiendo mi testimonio sobre este día, testimonio que cuando me preguntaron si lo quería compartir con ustedes lo acepte sin dudarlo ni por un minuto, ya que me ayudo a discernir sobre cuál es el camino correcto que debo tomar para llegar a Dios, de quien antes me estaba alejando pero hoy me siento muy cercano.

El domingo por la mañana cuando estaba dirigiéndome hacia Alto Verde tenía muchos temores sobre cómo iba a salir todo, como nos iba a aceptar la comunidad de la Parroquia (no a todos los gusta que vengan de afuera y se metan en lo de uno…) y si realmente era el ir a allí lo que yo necesitaba en ese momento, aunque sentía a su vez tranquilidad porque algo me empujaba a participar y yo aceptaba.

Cuando llegue al barrio con mi comunidad no tardamos ni un minuto en ponernos a trabajar en el orden del lugar, ensayando con el coro etc., todas las preocupaciones previas se habían evaporado y cuando menos me di cuenta ya estaba parado en la puerta de la vecinal listo para comenzar la procesión hacia la Parroquia, ya en ese momento sentí una felicidad plena al ver la cantidad de personas que estaban concentradas allí para comenzar con la procesión y acompañar a su patrono. Las risas de fondo, los cantos y las oraciones me llenaban el corazón, me generaban un confort que hacía mucho tiempo que no experimentaba, luego de la breve(o por lo menos a mí se me hizo muy breve) procesión hacia la Parroquia, comenzó la misa en el patio, donde allí pude dimensionar la cantidad de gente que había y lo hermoso que era todo lo que estaba sucediendo. A penas termino la misa se reunió la comunidad de la Parroquia a compartir el almuerzo.

A fin de cuentas, cuando llegue a mi casa estaba cansado pero con una sonrisa inmensa (cosa que no es común en mi), y hoy por hoy si estoy desanimado o con muchos pensamientos en la cabeza, recuerdo los sentimientos de ese día y siento un alivio enorme.

Y es por esto que apuesto a MAS.

Santiago Collins
Movimiento Amar y Servir
Fiesta Patronal Parroquia Jesús Resucitado 2018

, , , , ,
Publicación anterior
Me encomiendo
Publicación siguiente
Invierno nuclear

Publicaciones relacionadas

Menú