Un 25 de mayo a medida

Dia de la patria: locro, empanadas, pastelitos, asado para algún aventurero. Ni hablar de la ventaja que otorga ser un día feriado y no laboral. Reunirse con la familia o ir a jugar al fútbol con los amigos. La tarde en la costanera, el patio o la quinta tomando mates.

Todo eso puede ser nuestro 25 de mayo; pero no puede quedar ahí. O mejor dicho puede, pero no debería.

Con motivo del feriado encontramos gran cantidad de razones para organizar programas con amigos, o bien pasar un viernes distinto. Teniendo en cuenta que todos trabajan o estudian, desde ese punto de vista es una buena oportunidad para descansar.

Sin embargo salimos a la calle y casi nadie de nosotros lleva puesta una escarapela. Cada tanto a algún canal de televisión se le ocurre salir a la calle para consultarle a la gente qué celebramos en esta fecha, y aunque sorprenda, gran cantidad de respuestas giran en torno a la independencia y otras yerbas, ignorando al primer gobierno patrio.

Y es que sencillamente no nos educaron en el amor a la patria. Muchos le tienen más cariño a su club de fútbol que a la historia de nuestro país. No pedimos un nacionalismo enfervorizado, porque eso sería sumamente dañino, pero si un poco de respeto por nuestra historia.

Incluso Cristo lloró por su patria, por Jerusalén:

«Al acercarse y ver la ciudad, lloró por ella, diciendo: «¡Si también tú conocieras en este día el mensaje de paz! Pero ahora ha quedado oculto a tus ojos. Porque vendrán días sobre ti, en que tus enemigos te rodearán de empalizadas, te cercarán y te apretarán por todas partes, y te estrellarán contra el suelo a ti y a tus hijos que estén dentro de ti, y no dejarán en ti piedra sobre piedra, porque no has conocido el tiempo de tu visita» (Lc. 19, 41-11)

Una vez más, el Señor nos invita a ser fieles a nuestro pueblo, no solo a nuestra familia o a nuestra Iglesia, sino a la historia y a las personas que quisieron que hoy podamos ser un poco más libres.

Ignacio Pueyo

Publicación anterior
Jaulas por libertad
Publicación siguiente
Soñar

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú