Profecía

Preparad el camino al Señor.
Armaos con un mazo
que derribe muros
tire rencores
y abra paso a la luz.

A voz en grito
salid a la calle,
y decid
que el amor viene,
para ser bandera.

Abrid los ojos
para reconocer
la grandeza del universo
contenida en un “sí”.
Atended, y escucharéis
una Palabra plantada
en el corazón de la tierra.

Y después,
haced que el grito
la mirada
y la palabra
se conviertan
en profecía
tan necesaria

José María Rodríguez Olaizola, sj

Publicación anterior
Navidad sos vos
Publicación siguiente
Ha nacido el Salvador

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú