Mantener la llama

Mantener la llama… de la ESPERANZA contra tanta apatía y fatal de sentido de vida.

Mantener la llama… de la CONFIANZA ante tanta suspicacia.

Mantener la llama… de la PASIÓN por las personas, que les haga sentir: «tu vida es sagrada».

Mantener la llama… de CREER y no dar a nada, ni a nadie, por perdido.

Mantener la llama… de VER lo bueno que nos rodea y que crea vida.

Mantener la llama… de la PERSEVERANCIA para ser fieles a nuestro compromiso.

Mantener la llama… de la POSIBILIDAD para ser capaces de descubrir caminos inexistentes hacia los demás.

Mantener la llama… de la ENTREGA y la GRATUIDAD frente al interés mercantil.

Mantener la llama… para no olvidar a lo que estamos LLAMADOS: TENDER LA MANO cada día a tantos y tantas que encontramos en nuestro camino.

Agus Couto Picos

Publicación anterior
Y en el monte, se transfiguró
Publicación siguiente
¿De qué serviría…?

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú