Amor y Gracia

Dame tu amor y gracia, Señor

Tu amor, para que nunca te sienta lejos, para saberte a mi lado,
para reconocerte en el prójimo, en mis hermanos.

Y para amarme y quererme como vos lo haces:
a pleno, sin peros, incompleto.

Tu gracia, que es el motor de mi vida.
Aquella que repara, poco a poco, mis imperfecciones

La que me da la fortaleza para salir al mundo,
para ir, sin miedos, a servir.

Dame tu Amor y Gracia, Señor,
para conocerte aún más, y  así yo también poder amarte.

Coqui Benitez
Grupo de Comunicación San Ignacio

Publicación anterior
Dejarme interpelar por Su ternura
Publicación siguiente
Nuestra elección

Publicaciones relacionadas

No se han encontrado resultados.

Menú